Thursday, October 12, 2006

EDICIÓN 13

EDITORIAL EDICIÓN 13


LUIS RAMÍREZ CORZO:
¡CORRUPTO DE CORRUPTOS!

Si la corrupción gubernamental es el conjunto de actitudes y actividades por las cuales los funcionarios no buscan el bien común para lo que han sido nombrados en esencia, y se dedican a aprovechar los recursos del Estado para enriquecerse, pues uno de los máximos exponentes de esta tesis sería Luis Ramírez Corzo y Hernández, Director General de Pemex.
Ramírez Corzo termina como inició su gestión desde la Dirección de Pemex Exploración y Producción: rodeado de escándalo y corrupción.
La protección y la vista gorda a Oceanografía, donde intervinieron los hermanos Bribiesca para favorecer a esta empresa, es un insulto a la sociedad que no debe de quedar impune.
Sus tratos con Schlumberger y Halliburton evidenciaron el trasfondo de las grandes negociaciones con las transnacionales y su aporte de recursos a la campaña presidencial.
Turbinas Solar y Caterpillar son muestra de cómo ayudar, a través del tráfico de influencias, a sus antiguos jefes y aliados, hoy socios y compinches.
Y conforme llega el ocaso de su administración, las pústulas de corrupción van aflorando. Poco a poco se van conociendo los nexos obscuros con distintas empresas y sus propietarios en una cofradía que en este sexenio creció en militantes, simpatizantes y, sobre todo, en cuentas millonarias en el extranjero.
Por denuncias sabemos que Ramírez Corzo y Hernández pretende favorecer a la empresa Pride Internacional de México con la licitación 18575088-032-06, de la UPMP, por poco más de 250 millones de dólares.
El consorcio Pride facturó a Pemex Exploración y Producción en los últimos tres años más de tres mil 500 millones de pesos y hoy quiere arrendar tres plataformas de perforación marina autoelevables tipo Cantiliver de patas independientes y un equipo modular tipo diesel eléctrico, mínimo de 1,000 HP, para terminación, reparación y profundización de pozos.
Al igual que Oceanografía, Schlumberger y Halliburton, el consorcio de Pride forma parte de esta cadena de corrupción como corolario de una de las administraciones más corruptas al interior de Pemex.
Ahí quedan los cientos de denuncias de corrupción de Ramírez Corzo para los anales de la impunidad e inmunidad que aún priva en el México corrupto que se renovó el pasado 2 de julio. Ahí queda. Salud.

ACUMULA PRIDE CONTRATOS MILLONARIOS



PRIDE OFFSHORE ACUMULA
MILLONARIOS CONTRATOS


Con apoyo del Director General de Pemex, el consorcio quiere un contrato por mil días para trabajos en plataformas de perforación marina autoelevables tipo Cantiliver de patas independientes, por más de 250 millones de dólares.

MIGUEL AVENDAÑO-MURILLO
ORO NEGRO

Con la venia de Luis Ramírez Corzo y Hernández, el corporativo Pride Offshore, que engloba a Pride Central América, Pride Drilling, Pride Foramer y Pride Internacional de México, pretende quedarse con la licitación internacional 18575088-032-06, emitida por la Unidad de Perforación y Mantenimiento de Pozos (UPMP), por un monto de más de 250 millones de dólares, compañía que en los últimos tres años facturó a Pemex Exploración y Producción (PEP), cerca de 3 mil 500 millones de pesos.
La licitación en mención es para el “arrendamiento, sin opción a compra de: A) Una plataforma de perforación marina auto-elevable tipo Cantiliver de patas independientes, para operar en tirante de agua nominal mínimo de 250 ft. (doscientos cincuenta pies), B) Dos plataformas de perforación marina autoelevables tipo Cantiliver de patas independientes, para operar en tirante de agua nominal mínimo de 300 ft.; todas con capacidad de perforación mínima de veinticinco mil pies de profundidad, incluyendo su mantenimiento integral, para operar en aguas mexicanas del Golfo de México; y C) Un equipo modular tipo diesel eléctrico, mínimo de 1,000 HP, para terminación, reparación, reentradas y/o profundización de pozos, incluyendo tripulación para su operación y su mantenimiento integral, para operar en aguas mexicanas del Golfo de México”.
En denuncia enviada a la redacción de ORO NEGRO se detalla que del 16 de octubre al 6 de noviembre de este año —fechas de visita al sitio de obra y de presentación y apertura de proposiciones— se implementará todo un operativo de “artificios legales” para que las empresas participantes en dicha licitación sean descalificadas técnicamente.
Se indica que desde la Subdirección de la UPMP, a cargo de Ricardo Palomo, se trabajó por “instrucciones superiores” para que PRIDE sea la empresa beneficiada en una mancuerna en la que estarían “de acuerdo” altos directivos de la empresa Noble Asset México.
La información asegura que Pride se nutrió en su momento “con dotaciones que habían pertenecido a Noble, incluyendo a su personal”, y que en el mes de septiembre de 2001 Pride International, Inc. se fusionó con Marine Drilling Companies, lo que duplicó el tamaño de la división Pride Offshore.
La adquisición demostró ser muy importante, se dice en la denuncia de marras, ya que derivó en la consolidación del mercado de equipos autoelevables sobre solera (mat-jackup) en el Golfo de México y en la adquisición por parte de Pride de numerosos equipos, en una serie de transacciones en las que se involucraron altos directivos de PEP para asegurarles contratos a dicha empresa, contratos que pasaron por las manos de Ramírez Corzo.
Las operaciones de PRIDE en México comenzaron con un equipo de plataforma en el año 2002 y hoy tienen 19 equipos que se encuentran trabajando para Pemex en contratos a largo plazo (plataformas, jackups y semisumergibles).
En los últimos dos años se ha producido un crecimiento exorbitante por los contratos corruptos y amañados de Pride International en México quien opera directamente bajo la dirección de Pride Offshore Division de Horma.
Es por eso que las operaciones de la empresa que contaba con un solo equipo a comienzos de marzo de 2002, ha pasado a tener diecinueve equipos en al cierre del 2005.
Al igual que Oceanografía, Schlumberger y Halliburton, el consorcio de Pride Central América, Pride Drilling, Pride Foramer y Pride Internacional de México se han visto beneficiados al finalizar el sexenio foxista. La 18575088-032-06, tendrá su fallo antes de que Felipe Calderón Hinojosa reciba la banda presidencial. Un porcentaje más a la cuenta de Ramírez Corzo y compañía.

SUMA PEMEX, PRIVATIZACION DISFRAZADA



ATERRIZA SUMA-PEMEX
PROYECTO TRANSEXENAL


El proyecto “Por un solo Pemex” propone que para 2010 será una sola entidad, sin subsidiarias, con dos Direcciones y tres Subdirecciones.

MIGUEL SÁNCHEZ VIDAL
ORO NEGRO

Congeladas en el Congreso cinco iniciativas para dotarle de la anhelada autonomía de gestión, el arribo del nuevo sexenio sorprenderá a Petróleos Mexicanos en el peor de los mundos: menor ingreso, nula posibilidad de endeudamiento, mayor exigencia de inversión para mantenerse a flote y una reestructuración de sus procesos administrativos y de producción para ser competitivos.
El gobierno foxista y antes el zedillista dejaron pasar olímpicamente los años de bonanza para alimentar el gasto corriente, en copia fiel del original del periodo 1979-1982, cuando el ex presidente José López Portillo convocaba a aprender a administrar la riqueza.
En el escenario con perfil apocalíptico se desgranan la dramática declinación de Cantarell —su yacimiento estelar—, su ubicación en un marco de quiebra técnica al sumar más el valor de sus activos al de sus pasivos, su cada día más peligroso faltante de reservas laborales y la inminente caída en el precio internacional del crudo.
Pero la cuestión no queda ahí, sino que la reestructuración de sus procesos administrativos se han vuelto no sólo necesarios, sino de vital trascendencia para la competitividad financiera y el mejoramiento de su productividad.
Porque si la infraestructura de Pemex es obsoleta, también lo es su sistema organizacional. La racionalización de los procesos, la eliminación de duplicidades (incluso cuadruplicidades) o las sinergias de cualquier empresa no existen, para lograr ser competitivo, eficientar sus activos y modernizar su organización, Pemex necesita revertir el desmembramiento aplicado en 1992, cuando fue partida en subsidiarias.
En su edición anterior, ORO NEGRO revela en el reportaje “El ocaso de Pemex” que la administración y la operación se han vuelto onerosas por la multiplicación de órganos administrativos en las cuatro empresas: Exploración y Producción, Gas y Petroquímica, Refinación, y Corporativo (ver gráfico anexo) y en sus dos organismos: el Instituto Mexicano del Petróleo y PMI, Comercio Internacional S. A. de C. V.
En tanto, Luis Ramírez Corzo, director general de Pemex, plantea que el próximo Congreso de la Unión requiere impulsar la autonomía de gestión para darle a la empresa certidumbre y claridad en su operación, a fin de que tenga la oportunidad de administrar la riqueza petrolera con mayor transparencia.
En este sentido, considera necesario fortalecer un gobierno corporativo en Pemex que sea el receptáculo de esa autonomía de gestión, al tiempo de que se defina un Consejo de Administración como máximo órgano rector, desligándolo de más de 50 interacciones que actualmente tiene la paraestatal con diferentes instancias del sector público.
Ramírez Corzo subraya que el proceso de transformación de Pemex incluye acciones internas que se han implementado, como el modelo de administración por procesos denominado Proyecto SUMA, así como el Programa de Fortalecimiento de la Seguridad, Salud y Protección Ambiental.
En la iniciativa de reestructuración se requiere modificar la Ley Orgánica de Pemex, el Senado estaba trabajando en ello y la paraestatal, en esta administración que fenece, se ocupaba de integrar todas las operaciones en tres megaprocesos: extracción (upstream, según la denominación en inglés), refinación (downstream) y comercialización. Pemex sería así una sola empresa más consolidada.
Para unificar todos los procesos, el cambio se complementaría a finales de este 2006, con el inicio de la administración de Calderón. Y es parte de las numerosas adecuaciones que se tienen que hacer para cumplir con la Ley Sarbanes-Oxley de los Estados Unidos, nuestro principal comprador de crudo y donde Pemex tiene deuda emitida.
En conclusión, lo que se busca es conseguir operaciones más eficientes y seguras, pero no todo queda allí, también se necesita una reingeniería de los procesos de la empresa, mejores prácticas en la administración de proyectos y en perforación, creación de valor en los servicios corporativos (médicos y telecomunicaciones), compensación conforme al desempeño y optimización de plantas y ductos.
El caso es que para principios de 2007, la paraestatal estará operando con doble contabilidad, una con el viejo esquema y otro con la nueva estructura. Esto, como parte de un proceso iniciado en octubre de 2004, como primera fase, y la segunda que fue contemplada en dos etapas de reestructuración. La primera comprendió de marzo a diciembre de 2006, que contempló la puesta en marcha del control de procesos, infraestructura de gobierno, aplicar mecanismos de gobernabilidad y coordinación, diseño de modelo Pemex para cada la macroproceso de soporte, construcción del portafolio unificado de proyectos 2007, aplicación de la estrategia de evolución cultural, implementación de la gobernabilidad, así como validar y acordar debidamente en detalle para los ciclos de aplicación de los procesos.
La otra estrategia en aplicación, será de junio de 2006 a junio de 2007, que abarca la implementación de mejoras y sistematización de los macroprocesos. Para 2008, la estrategia, llamada Evolución, consistirá en la consolidación de todos los macroprocesos, y el análisis para la evolución y mejora continua del modelo.
La metamorfosis planeada y planteada tiene como objetivo la reestructuración final de Pemex en dos direcciones, una la de Exploración y Producción de crudo y otra que abarca la Dirección de Procesos Industriales. Al tiempo entonces, cuando el primer decenio del nuevo siglo llegue a su fin y el futuro esté aquí.

SUMA: POR UN SOLO PEMEX
Mucho se ha hablado de la reestructuración urgente de Pemex, pero muy poco se ha dado a conocer sobre las estrategias a implementar. Y con respecto al proyecto SUMA, un velo de misterio, con aire de modernidad, se tiende sobre este proyecto que se ha venido implementando desde finales de 2005.
El proyecto denominado “SUMA: Por un solo Pemex” establece en su planteamiento general una reestructuración completa de la empresa que elimina la figura legal y jurídica de todas las subsidiarias y filiales junto con su estructura directiva, sus comisarios, especialistas, órganos de vigilancia, división operativa y portafolios interno de negocios para que, de esta manera, la Dirección Corporativa de Pemex sea la que tome las subsidiarias y filiales bajo su mando, incluido también el Instituto Mexicano del Petróleo.
Basado en un esquema de modelo matricial, de acuerdo con el proyecto, la reestructuración fue iniciada en octubre del año pasado y concluirá hacia 2007, es decir, para operar en pleno durante el próximo sexenio.
El proyecto implica la modificación a la Ley Orgánica de Petróleos Mexicanos, al Contrato Colectivo de Trabajo —firmado entre la empresa y el sindicato petrolero— y resta atribuciones al Consejo de Administración de Pemex, pues el esquema plantea que sea el director general junto con un cuerpo de gobierno interno quien tenga la última palabra, sobre todo en el portafolios de negocios de Pemex, y que se incluya la participación de empresarios como consejeros del modelo que inició desde 2004, “a través de un equipo formado por ejecutivos del más alto nivel, en representación de todas las Direcciones Corporativas y Organismos Subsidiarios”.
El plan general del proyecto está calendarizado de octubre de 2005, con la “Inicialización del Programa”, y hasta enero de 2007, con el “Despliegue en Organismos”.
Dicho esquema, según revelaron fuentes internas de la paraestatal que participaron en su diseño, responde a indicaciones que le habrían dado a Ramírez Corzo desde Estados Unidos las empresas transnacionales, con el propósito de agilizar las gestiones necesarias para poder explorar y explotar crudo en México sin oposición alguna, más allá de los contratos de obra, arrendamiento y aún sobre los famosos Contratos de Servicios Múltiples —con los cuales se beneficiaron principalmente empresas de origen estadounidense— que les otorgara Ramírez Corzo desde su posición como titular de Pemex Exploración y Producción, como jefe de la oficina de los CSM y luego como director general de Pemex.
Las mismas fuentes señalan que el proyecto SUMA es la factura que paga Ramírez Corzo al gobierno de Estados Unidos porque éste lo impuso ante el presidente Vicente Fox para sustituir a Raúl Muñoz Leos, aun cuando la llamada “pareja presidencial” había elegido como sustituto a Juan Bueno Torio (actual Senador de la República), quien se desempeñaba como director general de Refinación.
Y es que los primeros pasos del SUMA se dan —de manera interna en Pemex— en un contexto en el que la petrolera mexicana se convirtió en el segundo abastecedor de crudo a nivel mundial para Estados Unidos, sólo por debajo de Canadá y así cumplir con la Ley Sarbanes-Oxley de los Estados Unidos.
El esquema del Proyecto SUMA se plantea de la siguiente manera: “Modelo de Administración por Procesos, Estrategia para la Implementación de SUMA, Actividades de gobierno, Actividades de proceso, Actividades de Soporte y Monitoreo, y Organización”.
En general, considera “estandarizar” todo Pemex sobre la base de una estructura matricial, que sea el director general y no los directores de subsidiarias quienes decidan la cartera de negocios de la paraestatal, tanto de servicios que requiera como los clientes.

Wednesday, October 11, 2006

EDICIÓN 12


EDICIÓN 12 DEL DÍA 30 DE SEPTIEMBRE DE 2006

EDITORIAL NO. 12


Ramírez Corzo paga
desprestigio de Mouriño


Las recientes filtraciones a medios nacionales de la corrupción que prevaleció en la administración de Raúl Muñoz Leos tienen su origen en el piso 44 de la Torre Ejecutiva, en la avenida Marina Nacional. Ahora se sabe que el antecesor de Luis Ramírez Corzo “quebrantó” a la paraestatal con 2 millones 135 mil 730 pesos, independientes de los pagos realizados para beneficio personal de su esposa, al igual que Federico Domínguez Zuloaga, quien “sustrajo” de la empresa 212 mil pesos para la cirugía dental de su cónyuge.
En esta sucia guerra, Ramírez Corzo ha “instruido” a sus operadores de medios —en los que juegan papel importante José Esteban Esponda y Luis Caín Guevara— para desprestigiar al círculo político y cercano a Muñoz Leos.
Pero no sólo el ex director de la paraestatal es víctima de esta estrategia de Ramírez Corzo que tiene como única finalidad desviar la atención pública y cobijarse en la inmunidad de la administración saliente; fuentes allegadas a ORO NEGRO han confirmado que desde hace más de cuatro meses el director de Pemex enfocó sus baterías contra Juan Camilo Mouriño Atanes, ahora coordinador general del equipo de transición de Felipe Calderón Hinojosa, ante la posibilidad de que el delfín del Presidente electo llegue a sustituirlo al frente de la empresa.
Hay que recordar que Ramírez Corzo protegió y solapó a los hijos de Marta Sahagún, quienes lucraron con Pemex a través de la empresa Oceanografía. Esa protección se ha convertido en reclamo social para enjuiciar a la actual familia presidencial.
Ramírez Corzo sabe de los conflictos de intereses que tiene por haber trabajado, y ahora favorecer a la empresa Nova Corporation —elegida para encargarse del fracasado Proyecto Fénix—, y así como su presunta participación accionaria, a través de terceros, en las empresas Motores y Partes de Coatzacoalcos, Constructora Modulcar, Equipos Peerles del Centro y Turbinas Solar, todas proveedoras de bienes o servicios de Petróleos Mexicanos.
El pasado 19 de agosto, Calderón se reunió con el secretario de Energía, Fernando Canales, en el marco de las reuniones de transición que sostiene con distintos secretarios de Estado. En ella estuvieron presentes Mouriño Atanes, Ramírez Corzo, Alfredo Elías Ayub, de la CFE y Luis de Pablo, de LFC.
En esta reunión, quien tomó la batuta fue Mouriño Atanes, visto al interior del equipo del Presidente electo como titular de esa Secretaría y no como director general de Pemex. Pero el miedo no anda en burro y en breve una revista nacional con tendencia de izquierda le dedicará la portada a Mouriño Atanes como el más corrupto del equipo presidencial de Calderón.
A esta ola de desprestigio se sumarán diarios de Campeche, Veracruz, Tamaulipas, Edomex, Hidalgo y dos editados en el Distrito Federal, uno de ellos donde sistemáticamente se ha demostrado los actos de corrupción de la administración pasada y por los cuales sus tres reporteros, incluyendo el titular de la fuente de Pemex, cobraron “bonos especiales” por sumas de varios ceros por esta campaña “en contra de todo lo que atente contra Ramírez Corzo”, quien podría enfrentar después lo que su antecesor ahora.
Dicen que hay una “segunda dama”, que le susurra al oído. Pero esa es otra historia.

----------------------------------------------------------------------------------------------------

RAMIREZ CORZO PAYS FOR
MOURIÑO’S DISCREDIT

The recent leaks in nationals medias of the corruption that prevailed in the administration of Raul Muñoz Leos, have their origin in 44th floor of the Executive Tower, in the avenue Marina Nacional. Now it is known that the predecessor of Luis Ramirez Corzo “cheat” the federal company with 2 million 135 thousand 730 pesos, independent of the payments made for the personal benefit of his wife like Federico Domínguez Zuloaga who “stealed” of the company 212 thousand pesos for a dental surgery of his wife.
In this dirty war, Ramirez Corzo has “trained” his media operators – in where Jose Esteban Esponda and Luis Cain Gebara play an important role- to discredit the political circle closed to Muñoz Leos.
But not only Muñoz Leos is victim of this Ramirez Corzo’s strategy that wants to avert the public attention and to take settler in the immunity of the outgoing management; sources closed to ORO NEGRO has affirmed that since more four months ago, the Pemex Manager focused his efforts against Juan Camilo Mouriño Atanes, current, general coordinator of the Felipe’s Calderon Hinojosa transition team, in order to be appointed by the elected president, to replace the leader of the company.
It is necessary to remember that Ramirez Corzo protected and overlapped Marta’s Sahagún sons, who cashed with the image of Pemex through the company “Oceanografía”. That protection has become a social demand to judge the current presidential family.
Ramírez Corzo knows the conflicts of interests that he has caused by his job, and now he is benefiting the Nova Corporation companies, chosen to be in charge of the failed Fénix Project, and as well as the supposed intervention through third in the Motor and Supplies of Coatzacoalcos; Modulcar Construction company; Center Peerles equipment and Solar Turbines, all them suppliers of goods or services of Pemex.
Last august 19th, Calderón, had a meeting with the Energy Secretary, Fernando Canales, in the framework of the transition meetings that he has with all the Federal secretaries, where they appeared Mouriño Atanes, Ramírez Corzo, Alfredo Elías Ayub, of the CFE and Luis de Pablo, manager of LFC.
In this meeting Mouriño Atanes took the boss, he is seen into the team of the elected president as the leader of that secretariat and not as the general manager of Pemex, but the fear doesn’t come alone and, a national magazine with left tendency will dedicate the front page to Mouriño Atanes as the most corrupt of the presidential team.
To this discredit campaign they are joined journals of Campeche, Veracruz, Tamaulipas, Edomex, Hidalgo and two publications of the D.F., one of them in where systematically there were demonstrated the corruption actions of the last management and reason why three of its reporters including the titular of the Pemex source, received “special bonds” with large numbers because of this campaign “against all that attempts against Ramirez Corzo”.
Ramírez Corzo, could face what his predecessor faced, it is said that a “second lady” whispers, but this is another history.

EL OCASO DE PEMEX



EL OCASO DE PEMEX; ENTRE
LA BUENA FE Y LA TRISTE REALIDAD



Miguel Sánchez Vidal
ORO NEGRO

Ahogada, corroída por la corrupción, una incierta situación financiera, la abultada deuda que crece día a día, dañada su infraestructura por obsoleta, golpeada por la crisis presupuestal y los vaivenes de la “grilla política”; vilipendiada por los múltiples accidentes ambientales que han provocado no sólo la devastación del entorno natural, sino incluso la muerte de pobladores vecinos de sus instalaciones o ductos, la industria petrolera nacional se debate entre el anacronismo del radicalismo nacionalista y la exigencia de la apertura a la modernidad globalizada.
En Pemex, la falta de competitividad no se debe sólo a los sueldos estratosféricos de los ejecutivos y trabajadores a su servicio, o un sindicato voraz, ni siquiera a la baja en la producción o en los precios del crudo que se produce diariamente, sino a una evidente falta de objetivos reales reflejados en sus planes y proyecciones, como se plasma en el documento Panorama a Futuro 2006, dado a conocer por la empresa con bombo y platillo, con cifras y planteamientos que no cumplen con las normas exigidas en los Principios de Contabilidad Generalmente Aceptados (PCGA), ni por la Comisión de Valores de los Estados Unidos (SEC). El camino al infierno está lleno de buenas intenciones, reza el dicho, y la buena fe, desgraciadamente, no bastará para evitar que el ocaso caiga sobre Pemex… la realidad y el futuro nos han alcanzado.

Más información en la edición impresa.

Oro Negro en internet